Família Lemos de Almeida, desde Açores a los Campos de Cima da Serra

En la última década, la región del planalto serrano en Rio Grande do Sul, donde los campos altos y una declive bien menos marcado si comparamos con el del corazón de la propia Serra Gaúcha, ha llevado a un puñado de emprendedores a probar suerte con la uva, y por consiguiente con el vino. Con altitudes que van de los 900 a los 1.100 msnm. - entre cultivos de manzanas, fruta que por allí es Reina y Señora - los viñedos vienen demostrando una muy buena aptitud con variedades de ciclo corto y medio, tal el caso de las blancas Chardonnay, Sauvignon Blanc, y recientemente Alvarinho; o las tintas Pinot Noir y Merlot, a las que ahora se han sumado la Tinta Roríz (Tempranillo) y Touriga Nacional. Una historia muy ligada a los inmigrantes venidos de Europa, entre ellos, aquellos 60 matrimonios açorianos (portugueses) que llegaron al actual territorio gaúcho mucho antes que llegaran alemanes e italianos.

Cardoso, Duarte, Freitas, Lima, Machado, y Pires son apellidos que se leen en un inmenso mural pintado en una de las paredes de la cava subterránea en la vinícola Família Lemos de Almeida, hasta llegar a leer el apellido homónimo de ésta en la misma lista. Agamenon - quien muestra orgulloso ese mismo apellido - se muestra calmo, con gran conocimiento de aquella bella historia de sus antepasados, pero a su vez, con los pies firmes sobre estas tierras que en la actualidad él cultiva y de la que sus frutos le vienen dando muchas satisfacciones.

Es que en la Fazenda Santa Rita (así el nombre del establecimiento rural localizado en el municipio de Muitos Capões) que conocimos el pasado 26 de febrero, todo es verde vida e historia, que toma forma no solo en prolijos viñedos casi prontos para ser vendimiados, sino también en pequeñas construcciones como un molino de viento, o la Capella dos Campos, una referencia de este lugar, réplica de otras capillas construidas por aquellos inmigrantes, y que a modo de integrar la Villa Açoriana hasta inclusive da nombre a una de las líneas de vinos de la empresa.

Haciendo un muy buen aprovechamiento de toda esa rica historia de sus antepasados, Agamenon Lemos de Almeida gusta de compartir anécdotas con quienes visitan su hacienda, recorren la villa, y participan de las visitas, actividades y degustaciones propuestas por su vinícola, que en su área de producción, con equipos de última generación y bajo la supervisión del enólogo Delto Garibaldi, está logrando distinguirse en el escenario del vino brasilero, destacándose - por ejemplo - en las últimas evaluaciones nacionales de vinos promovidas por la Associação Brasileira de Enologia, colocando varios vinos entre los 16 más representativos en varias de las últimas ediciones de este gran evento anual.

Entre esos vinos que degustamos, un blanco llamó particularmente nuestra atención....

Capella dos Campos Alvarinho 2019

Un bello ejemplar de esta casta que viene demostrando un importante crecimiento en consumo. Color amarillo verdoso muy brillante, perfume de frutas de pulpa blanca como la pera, la ciruela amarilla y la manzana roja, con un toque sutil de pétalos de rosas. En la boca se manifiesta con una acidez refrescante, que de inmediato invita a un segundo trago, repitiendo las notas encontradas en nariz, y agregando un final de largas caudalías mostrándose algo mineral. Excelente con bolinhos de bacalhau y con tortilla de papas con camarones y toque de pimientos verdes.

Ya hablando de los tintos, de las varias etiquetas degustadas allí, y de algunos otros que luego degustamos a nuestro regreso en Montevideo, encontramos uno que se destaca de manera muy particular por su potencial varietal y frescura....

Capella dos Campos Pinot Noir 2018

Decoloración rojo rubí de intensidad media, límpido y muy brillante, con aromas a frutas de bayas pequeñas (moras, frambuesas, arándanos) pimienta negra, eucaliptus, y sutil caramelo de menta. En la boca es bien equilibrado, media estructura y firme acidez. Taninos sedosos, redondos, y si bien presentes, muy elegantes. Muy bueno al lado de quesos tipo Brie, Camembert, carne de pollo asado, risoto de hongos, y pasta con salsas suaves.

Azulejos en las paredes, obras de arte estampadas en lienzos (que a futuro se transformarán en atractivas etiquetas de vinos) hechas por artistas locales conforman el acervo del bello lugar.

Una tienda con todos los rótulos (léase vinos y espumantes) elaborados por la empresa se encuentran a la venta junto a algunos otros productos regionales (tales como aceites de oliva y quesos) en el amplio y cómodo local de la Avenida Militar 858, muy cerca del centro de Vacaria, una ciudad referencia en los Campos de Cima da Serra, y que alberga las sedes de algunas otras empresas del ramo vitivinícola de esta bella región brasileña. A su vez, desde allí mismo parten los tours a la vinícola en fechas ya pre establecidas, en vans y micro buses que recorren los cerca de 50 kilómetros que separan la tienda de la hacienda.


Mayor información en www.familialemosdealmeida.com.br


Un poco de historia en este link: https://historia-do-rio-grande-do-sul.webnode.com/imigracao-acoriana/


Texto y videos: Sommelier Daniel Arraspide

Fotos: Andrea Fontes, y gentileza Famiília Lemos de Almeida.